Es un tratamiento corporal no invasivo utilizado para definir el contorno corporal y mejorar la flacidez. Mediante esta energía se produce un calentamiento profundo y controlado de la dermis y el tejido graso, preservando la epidermis del daño térmico.

El calentamiento del tejido adiposo y de la dermis favorece la eliminación de líquidos y toxinas y mejora el metabolismo. Además, la radiofrecuencia estimula la circulación en la zona tratada.

El calentamiento en profundidad de las células grasas acelera e incrementa su metabolismo disminuyendo su tamaño y generando la contracción de las fibras de colágeno.

Los resultados de este tratamiento son visibles desde la primera sesión: se observa una reducción significativa de volumen y se produce una mejora duradera en la flexibilidad y firmeza de la piel.

En Clínica Estética Be Live tenemos a su disposición diferentes tipos de tratamientos para modelar el contorno corporal, que en algunos casos, pueden combinarse entre sí para potenciar y mejorar los resultados obtenidos.