Es una técnica de masoterapia que consiste en la realización de masajes suaves en diferentes áreas del cuerpo con el objetivo de mejorar la circulación y la función del sistema linfático.

Ayuda a eliminar edemas o acumulación de líquido en los tejidos.