Este tratamiento se base en la aplicación de frío sobre la grasa localizada para romper sus células, y asi éstas realmente desaparecen, por lo que se garantizan resultados muy duraderos.

La técnica física de la criolipólisis, consiste en un descenso de la temperatura de la grasa localizada por debajo de los 0ºC. De esta forma, los adipocitos se destruyen por la cristalización y posteriormente el organismo los elimina gradualmente durante un período de entre dos y seis semanas.

Esta tecnología no invasiva se ha hecho muy popular  por su capacidad para redefinir el cuerpo sin necesidad de cirugía ni tiempo de recuperación.

Es un método no invasivo que tiene como objetivo la reducción de grasa  de forma definitiva.

El equipo combina  3 tecnologías no invasivas:

  • Radiofrecuencia
  • Criolipólisis
  • Cavitación

Estas 3 aparatologías  trabajan bien por separado, pero en conjunto permiten obtener excelentes resultados.

Las ventajas y beneficios son:

 

  • Resultados  visibles y permanentes.
  • La recuperación es tan rápida que permite realizar una vida normal a las pocas horas de someterse a este tratamiento.
  • Mejora la calidad de la piel.
  • Dependiendo del grosor inicial de la grasa, se puede perder entre el 20 y 40% de ella. Lo que representa de 3 a 20 mm por cada sesión.
  • No necesita anestesia.
  • No daña la piel durante el proceso.
  • No provoca sobrecargas del sistema circulatorio y linfático
  • El tratamiento se realiza cada 35 días.
  • Apto para personas con problemas de colesterol alto.

A diferencia de muchos otros procedimientos, la Criolipólisis es un tratamiento que se realiza en muy poco tiempo y es bastante simple de encajar en la vida diaria de cualquier persona. Después del tratamiento se puede seguir con su vida normal sin prácticamente ninguna restricción, mientras que las cirugías exigen hasta 2-3 semanas de descanso, reposo e indicaciones médicas.

Cada tratamiento dura de 1-4 horas y se pueden hacer como máximo 2 zonas por sesión. Dependiendo del área y grasa localizada, se realiza un mínimo de 3 sesiones por zona para ver óptimos resultados.

Después de un tratamiento de Crioliopólisis, por lo general se verá una notable reducción de la grasa a partir de 3-4 semanas. Tardará unos meses en ver todos los resultados, principalmente porque el cuerpo necesita ese tiempo para deshacerse de forma natural de las células grasas o adipocitos que se han congelado y eliminado durante el tratamiento. Y sí, se puede perder aún más grasa con citas adicionales o tratamientos complementarios. Además,  siempre y cuando se considere una dieta normal y ejercicio moderado, los resultados a largo plazo permanecerán estables y no hará falta nada más para mantener su nueva figura.

Las zonas en las que se puede realizar este procedimiento son:

  • Abdomen alto y bajo
  • Espalda
  • Piernas
  • Brazos
  • Papada
  • Pantorrillas

Diferencias entre Criolipolisis y radiofrecuencia o cavitación

La principal diferencia es:

– La radiofrecuencia, cavitación o ultracavitación disuelven la grasa de forma paulatina y al no eliminarla totalmente es más sencillo recuperarla,

– La Criolipolisis destruye la célula de la grasa localizada evitando así la pronta recuperación de esa grasa.